Asociación Madrileña de Osteogénesis Imperfecta

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha admitido oficialmente el tratamiento hidrotermomineral válido como tal y coayudante de múltiples afecciones. A pesar de la heterogeneidad clínica de la enfermedad, la característica común de todas las personas afectadas es la fragilidad de los huesos, y en consecuencia, la aparición de fracturas patológicas.

 

La fragilidad y debilidad de los huesos en pacientes con OI, se debe a un defecto congénito en la producción del colágeno, que es la proteína principal del tejido cognitivo.

Para mejorar la autonomía e independencia y calidad de vida de las personas afectadas de O.I, es necesario establecer terapias y tratamientos paliativos, que fortalezcan la densidad ósea y muscular, y por tanto prevengan la aparición de fracturas y deformaciones músculo esqueléticas.

 

Entre los pacientes que más se benefician con las curas de las aguas termales son aquellos que sufren afecciones en el sistema locomotor y óseo como las personas afectadas de O.I.

A su vez, la salida al balneario, es un punto de encuentro e intercambio de experiencia entre familias con algún miembro afectado, lo que reduce el aislamiento y la falta de contacto, provocado por la baja prevalencia de la patología en la sociedad.

 

La salida termal que se realiza a través de la asociación, tiene los siguientes objetivos:

  1.  Promoción de hábitos de vida saludables en Personas Afectadas de O.I, a través de actividades físicas, y, técnicas preventivas y rehabilitadoras.
  2.  Fortalecer la masa muscular mediante ejercicios terapéuticos
  3.  Prevenir la osteoporosis severa y pérdida de la densidad ósea.
  4.  Aliviar el dolor producido por traumatismos
  5.  Proporcionar un tiempo de ocio y esparcimiento ajeno a las tareas diarias de cuidado.
  6.  Propiciar la interacción  y encuentro de las familias con algún miembro afectado.

 

Supone un lugar de encuentro en el que se intercambian experiencias.

 

Los baños de acción termomineralizadora actúan directamente en afecciones reumáticas, cardiovasculares, arteriosclerosis, procesos metabólicos en general, sistema muscular y articulaciones.
Las aguas termales, no son milagrosas ni curan, sin embargo son buenas y alivian y bastante. Lo más importante es que ayudan sin perjudicar al resto del organismo, al contrario, lo favorecen. Pero, si el uso adecuado de las termas produce beneficios, el uso inadecuado produce problemas.
Cuando una persona se expone a un baño termal, recibe la acción directa de la temperatura en forma de shock, y los minerales comienzan a ser absorbidos en pequeñas concentraciones por la piel. Una vez en el organismo, los minerales son depositados en el tejido celular subcutáneo, y desde ahí ejercen su acción activando el metabolismo orgánico a través del eje hipotálamo-suprarrenal.

Entidades colaboradoras

Ayuntamiento Leganesconsejeria asuntos socialesconsejeria sanidadONCEtodos somos rarosValencia de don Juan